Categorias: Enoturismo

LOS PAADÍN CATADORES EN EL CONCURSO DE ARMONÍAS DEL “CMB ROSÉ ABRUZZO”

Este año pudimos participar como catadores invitados en un genuino concurso del CMB que contó con un panel de 45 sumilleres y periodistas enogastronómicos del mundo (sólo dos españoles, nosotros). Un concurso de análisis sensorial basado en vino y gastronomía local en el que nos centramos más en la parte hedonista que técnica del vino, sin dejar de lado el rigor y la metodología que implica el análisis sensorial.

Antes y después de las sesiones de cata, tuvimos seminarios técnicos focalizados en el márketing del vino y elaboraciones de rosados. También visitamos bodegas de la zona de Pescara y profundizamos en las distintas versiones de las variedades Montepulciano, Pecorino, Trebbiano y la genuina Cococciola.
Tras 4 días en la región, más de 50 vinos catados y un amplio recorrido por sus productos agroalimentarios y recetas tradicionales, podemos decir que nos hemos sumergido de lleno en este territorio enclavado entre los Apeninos y el Mar Adriático.
Como siempre hacemos allá donde vamos, durante esta semana entregamos ejemplares de la Guía de Vinos de Galicia a algunos de los más importantes prescriptores de Europa reunidos estos días en Italia.
Siempre hablamos de las múltiples facetas de la Guía Paadín, pero sin duda una de la que nos sentimos más orgullosos es que facilita que los vinos de Galicia sean conocidos por medio mundo.
Un trabajo de prescripción que llevamos haciendo desde hace años y que nos consta que resulta muy eficaz. Cada vez son más los periodistas, catadores y prescriptores que nos piden las versiones más actualizadas de la Guía todos los años.

EN CLAVE CORUÑO

No hay nada mejor que morirse para que hablen de uno, aunque también sirven las efemérides. Afortunadamente mi padre, el bisabuelo Luis, hace 50 años cuando las cosas eran de otra manera, en uno de los muchos paseos por la ciudad de A Coruña me llevó delante de la estatua de Doña Emilia Pardo Bazán. De lo que me relataba de la escritora, me fascinó su trepidante vida de viajera infatigable.
A ojos de un niño del barrio de Santa Margarita de los años 60 se convirtió en mi nueva heroína, lo siento María Pita, uno ya empezaba a disfrutar más de los libros de viajes y aventuras, que de las aventuras en tiempos lejanos. El monumento está ubicado en los Jardines de Méndez Núñez. Preside un lugar digno de ella, lleno de pasión y libertad desde, donde recuerdo, era punto de encuentro matinal de “sorchos” y chachas, zona furtiva nocturna de amores “prohibidos” en los años 70, punto de inicio y huida en las manifas en los albores de la democracia y hoy espacio de encuentro nocturno donde los jóvenes mocean a ritmo de “trap” y con botellón incluido. Nadie mejor que Doña Emilia para reafirmar estos jardines como un espacio de libertad, ella estaría encantada presidiéndolo.
Doña Emilia, según sus escritos y los de sus correligionarios, era amante de la alcurnia, de los vinos y de otros placeres de la vida. Disfrutaba de los Tostados de Galicia, como muchos de sus compañeros lo hacían de otros afamados vinos. Y algunos de sus más íntimos amigos y admiradores como el reflexivo y polifacético escritor Azorín, buscaba valor y serenidad en los míticos Fondillones para verse con su admirada Doña Emilia. Hablando de Doñas, yo solo he dado ese tratamiento a Doña Emilia y Doña Herminia, la artesana de pastas judías de Ribadavia que se ha jubilado y nos ha dejado huérfanos a los amantes de los frutos de su obrador, si alguien se merece una medalla, es Doña Herminia.
Nos hubiese gustado haber podido programar algún evento con los vinos que disfrutaba Doña Emilia y sus amigos, pero no hemos podido incluir nada en los fastos organizados en nuestra común ciudad natal, se han dedicado a su faceta gastronómica y nada de vino. Parafraseando a Alejandro Dumas “se han olvidado de la parte intelectual de la comida”.
Pero a nuestra manera, en este centenario de la gran Doña Emilia y en el 105 aniversario de la inauguración de su estatua en el “relleno” de la ciudad de A Coruña hemos querido disfrutar del mismo vino y del mismo tonel de 125 cántaras (1.443.75 litros, toma ya) de la familia Azorín, el mismo en la que el ensayista bebía antes de sus encuentros con su compañera de la Generación del 98. Y este memorable momento ha sido posible gracias a Rafael Poveda, al que hace ya 26 años le comprábamos vinos para disfrutarlos y darlos a probar en la Vinoteca O Carro.
Los Fondillones al igual que los Tostados son de esas escasas reliquias que solo se producen sin prisas en “sacristías” tocadas por la providencia de un clima, suelos, variedades y tradición únicas. Y cuantas más décadas maduren, más grandes se harán. Lo demás son sucedáneos.
Y el entorno de Monóvar, lugar de nacimiento de Azorín, aunque a los ojos de un coruño, “allí siempre parece marea baja, neno”, reproduce el terroir ideal para criar los más prestigiosos Fondillones y las mejores almendras del mundo, las Marconas.
Rafael Poveda, un renacentista enamorado de su trabajo y seguramente la mayor autoridad en Fondillones, es el mejor mentor para entender estos generosos vinos de alcohol y emociones.

NUEVA COLABORACIÓN CON LA REVISTA TRAVELING

“O Apalpador” se ha adelantado este año.
Hemos sido fichados por la revista Traveling para escribir artículos de Enoturismo sobre las regiones vitivinícolas que visitamos.
Para nosotros es un gran hito, ya que es la revista a bordo de aerolíneas como Iberia Express, Air Nostrum, Volotea y Wamos, además de tener distribución física en hoteles y restaurantes y distintas plataformas digitales, alcanzando a más de 50.000 mil personas de un perfil marcadamente interesante para el sector productivo.
De este modo, nuestros artículos sobre regiones vitivinícolas tendrán un alcance de miles de personas de decenas de países de toda Europa: viajeros infatigables con ganas de descubrir nuevos destinos.
Y ahí estaremos nosotros para mostrarles las grandezas en torno a las distintas regiones vitivinícolas del mundo.
El 2021 se presenta más mediático que nunca!

VISITA A MORAVIA (REPÚBLICA CHECA)

Nuestro primer viaje internacional tras el estado de alarma: República Checa.
La vendimia 2020 la empiezamos en Moravia del sur. Es nuestra tercera vez en el país y segunda en Moravia, pero la primera que visitamos las subzonas de Slovácká y Mikulovská. Tras tres días de catas, visitas a bodegas y seminarios técnicos, hemos comprendido mejor este tradicional  territorio vitivinícola, pudiendo hablar con decenas de productores y catando más de 200 vinos del país centroeuropeo.
En la primera jornada visitamos bodegas y viñedos de Slovácká. En la segunda asistimos a un showroom de 7 bodegas en el que pudimos conocer más a fondo las variedades y estilos de los vinos de Moravia. El tercer día visitamos la subzona de Mikulovská, conociendo a varios de sus bodegueros y participando en un Túnel del Vino con más de 130 referencias de todo el país, pudiendo probar vinificaciones de todo tipo (blancos, naranjas, rosados, tintos, dulces y espumosos) y variedades autóctonas tan variopintas como la Aurelius (blanca) o la André (tinta), además de las más extendidas Pálava, Frankovka… no sólo de Moravia, sino también de Bohemia.
De este modo, y habiendo visitado la región de Znojemská y su mítico viñedo Šobes hace unos años, hemos recorrido y conocido toda la región de Moravia a excepción de Velkopavlovická , por lo que deberemos volver en un futuro para completar esta mítica región de República Checa.

LA COSECHA 2019 DE LA D.O. BIERZO ES CALIFICADA COMO “EXCELENTE”

Ayer viernes en Cacabelos, en la sede del C.R D.O. Bierzo, se celebró la cata de “Calificación de Cosecha”. Los 8 expertos, entre prescriptores, enólogos y sumilleres, reunidos por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de El Bierzo, hemos catado a ciegas tres blancos elaborados con Godello; dos rosados, tres tintos jóvenes y dos tintos con barrica. El veredicto –“excelente”- deberá ser ratificado posteriormente por el Pleno del Consejo Regulador.
Panel de cata
• Agustín Alonso, director técnico D. O. Ribera del Duero
• Carlos González Huerta, técnico de la Estación Enológica de Castilla y León.
• Jacinto Palacios, enólogo, miembro de la Asociación de Sumilleres de León.
• José Antonio Fernández Escuredo, jefe de la Estación Enológica de Castilla y León.
• Luis Paadín, director Guía de Vinos, Destilados y Bodegas de Galicia
• Marcos Vidal, sumiller
• Rafael Blanco, presidente de la D.O. León.
• Ramón Villa, presidente de la Academia Leonesa de Gastronomía.
Las circunstancias excepcionales, por todos conocidas, han retrasado la celebración de esta cita anual y han reducido considerablemente el número de catadores, en parte por protocolo, en parte por vacaciones y suponemos que también en parte por “precaución” de alguno de los invitados habituales.
Nosotros estamos acudiendo a todas las citas que las agendas y las restricciones nos permiten. Evidentemente con todas las medidas de seguridad y precauciones posibles, pero hay que estar ahí, no podemos dejar de organizar y participar en todos y cuantos actos y eventos ayuden en la promoción del consumo y disfrute del Vino.
Tenemos la obligación, ahora más que nunca, de ayudar al sector. Los que vivimos y disfrutamos del Vino, no podemos seguir en la confortable casa o en los cómodos despachos lamentándonos y esperando a que termine este mal sueño.
PONTE LA MASCARILLA, SAL A LA CALLE Y DEFIENDE EL VINO.