Categorias: Enoturismo

COMIDA CON PRENSA Y SUMILLERES EN BARCELONA Y CURSO DE VINOS DE GALICIA EN ZARAGOZA

El pasado lunes compartíamos charla, mesa y armonías con una treintena de jefes de compra y directores de hoteles 5*, con periodistas y con sumilleres amigos que acumulan un bagaje adquirido trabajando en un total de 29 estrellas Michelín. Todo un firmamento en la enogastronomía nacional.
Al día siguiente, impartíamos uno de nuestros afamados Galician Wines, un viaje por las 5 DD.OO. de Galicia a través de sus vinos para más de 30 alumnos y profesores de hostelería de la IES Miralbueno de Zaragoza invitados por Carlos Orgaz (Presidente de la Asociación de Metres y Barman de Aragón).
El futuro de nuestros vinos, bodegas, “colleiteiros” y viñas pasa también por ayudar a formar e informar a las próximas generaciones de hosteleros. Aprovechemos los años de abundancia en litros y en ventas para crear una buena base en el conocimiento de nuestros vinos, fruto de nuestros variados territorios. Pensemos un poco más en la marca colectiva, es un buen momento.
Así, esta semana tuvimos días de viaje, aprendizaje y divulgación:
🍄 Una degustación de caza y setas de temporada en Soria.
🏨 Organizar una comida para 25 sumilleres, prensa y jefes de compra de hoteles en el Hotel Majestic 5* GL de Barcelona.
🍷 Visitar la bodega Vins de Foresta en el Massís del Garraf.
🐌 Disfrutar de una degustación de vinos de Huesca (Monegros, DO Somontano y Cinca Medio) con caracolada incluida.
🧑‍🏫 Impartir una clase de vinos de Galicia en Zaragoza para una treintena de sumilleres y estudiantes de hostelería.
Siempre que viajamos intentamos exprimir cada lugar y experiencia al máximo. Conocer la identidad gastronómica y los vinos de otras regiones ayudan a valorar y entender mejor el perfil de los nuestros.

PROFUNDIZANDO EN LOS FONDILLÓN Y EN LOS VINOS DE ALICANTE

Somos unos enamorados de la historia del vino y Alicante lleva 3.000 años haciendo vino, así que el Paadín Team ha estado por tierras de levante disfrutando de su gastronomía y continuando con nuestro afán de ampliar conocimientos de los vinos a través de su historia, patrimonio, variedades, suelos y climas.
Y para aprender, como nos ha enseñado el mejor, el maestro Paco del Castillo, hay que ir a la fuente, así que nos pasamos por la sede del C.R. D.O. Alicante para aprender y compartir experiencias con su gerente Eladio Martín. Y si hay en España un vino con HISTORIA, ese es el Fondillón de Alicante.
Un vino rancio con perdón, que nadie se ofenda, de envejecimiento noble, mejor así verdad?, heredero de la tradición desde el conocimiento. Y si hablamos de Fondillón, es imprescindible hacer parada en Monóvar para visitar a nuestro admirado amigo Rafael Poveda, un “Hombre del Renacimiento” que lo sabe todo del mítico Fondillón. Venenciamos con caña tradicional un Fondillón de 1950 y nos fotografiamos en un enclave histórico y totémico de la bodega. Ahí estamos un grupo de 6 diferentes recipientes de vino, odres y toneles.
Mirando las soleras de derecha a izquierda comenzando por Pablo Fernández (cosecha del 1989), Javier Facal (cosecha de 1973), tonel de Fondillón de la cosecha de 1960, Luis Paadín (también de cosecha de 1960), Rafael Poveda (cosecha 1959) y detrás de Rafa y Luis un tonel de 1959.
Nos cuenta Rafael que este tonel de Fondillón de 1960 es un “xeixanteno” (60 cántaros alicantinos = 693 litros) y que tiene nombre propio, su padre le llamaba el “Vi de partera” (vino de parturientas) ya que este tonel era el más dulce, por lo que se ahorraban azúcar para elaborar el “rovell”, con yema de huevo, azúcar y Fondillón, considerado todo un poderoso reconstituyente.
En viña probamos las últimas uvas de monastrell para el Fondillón del 2022 que se empezará a embotellar en el 2032, tomemos nota y vayamos invirtiendo en tiempo como hacen los pacientes elaboradores de Fondillón.

SEMINARIO DE ENOTURISMO PARA LA UNIVERSIDADE DA CORUÑA

En la jornada de ayer, invitados por los profesores Mavi Lezcano y Jakson R. Soares, del Grupo de Innovación Docente e Divulgación en Turismo, impartimos una clase teórica sobre enoturismo en la Facultad de Turismo de A Coruña.
Posteriormente, en el reservado de la cafetería de la facultad (aula perfecta de cata), impartimos una clase práctica de iniciación a la cata de vinos de Galicia dentro del programa “Ciclo de Conferencias Cafés Viaxeiros: “Territorio internacional: produtos, servizos e mercados globais”.
Participaron una treintena de alumnos de último ciclo, profesores titulares y profesores de Brasil de intercambio.

VISITA Á FEIRA DO VIÑO DO ROSAL

Todo fluye tan rápido que no nos paramos a tratar de entender porque surgen muchos acontecimientos, las modas o las tendencias, no reparamos en la historia, ni siquiera en la de nuestro más inmediato pasado. Da lo mismo, a la pantalla siguiente.
Este fin de semana se celebra la “XXX Feira do Viño do Rosal” y esta edición contó con el excelente divulgador y persona Pedro Ballesteros como pregonero, que fue nombrado “Cabaqueiro de Honor dos Viños do Rosal”.
Hablando de Honor, es para mí todo un orgullo haber sido distinguido por las bodegas de O Rosal con esa misma nombradía en la edición XXVIII y ahora con el plus de pertenecer al mismo grupo de alguien al que admiro desde hace muchos años.
Pero permitidme que, volviendo al principio, cuente cosas de O Rosal que todos los amantes del vino deberían tener en cuenta cada vez que disfrutan de una botella de vino de O Rosal. A veces cuando se conoce la historia ayuda a entender el porqué destacan algunos vinos.
Empezaré por la historia e imaginario de muchos, hace 2.470 años Himilcón, navegante cartaginés autor de la leyenda del Gran Abismo, ya describió O Rosal como el jardín del Edén. Pero no vayamos tan atrás, hablemos del pasado reciente, cuando yo era joven, en los años 70 el vino gallego de calidad era de aquí. Cuando la calidad era el territorio, no la uva, aún el sr. Torres (bodeguero) no nos había impuesto la moda americana de vender los vinos por los nombres de las uvas. O Rosal era ya popular antes que la uva “vino albariño” y mucho antes de existir la marca y D.O. Rías Baixas.
De aquí es Santiago Ruiz, el primer vino blanco etiquetado de fama, cuando los escritores específicos de vino empiezan a fijarse en Galicia. Cuando la bodega Rioja Alta, la más prestigiosa de Rioja decide hacer blanco de calidad, no va a “Galicia”, va a O Rosal, como también ha hecho uno de los mayores grupos bodegueros mundiales, propietarios entre otros del icónico vino Mateus Rosé.
Hace 30 años la viña que era un ejemplo en todas las escuelas de capacitación agraria era de aquí. O cuando las bodegas de Rioja desembarcan masivamente en Galicia, las bodegas de O Rosal Terras Gauda y Valmiñor empiezan a comprar bodegas en Bierzo, Ribera, Rioja. Y cuando la hostelería “gallega” en el exilio, muchos y afamados restaurantes de BCN (algunos con medalla), servían y algunos siguen sirviendo falso vino gallego, en la noble hostelería madrileña de Galicia el vino era de O Rosal.
Diversidad de suelos, xistos, lousas, cuarzo, arcillas, sábrego, gneis en un mesoclima único y cientos de microclimas. Cuando todo mundo busca frescura en la altitud o con medios químicos o físicos y mecánicos, O Rosal entre los 50 y 250m obtiene lo que quiere, es el binomio suelo-clima el encargado de este milagro.
Himilcón, ya ves, 2.500 años después yo estoy en O Rosal disfrutando de este paraíso y de sus vinos gracias al buen hacer de sus gentes.

VISITAR A LLAGAR DE SIDRA EN ASTURIAS

Nos encanta la sidra, a la mínima oportunidad que se nos brinda visitamos lagares de Euskadi, Cantabria o Asturias.
En esta ocasión el Paadín Team (formado por nuestros sumilleres Pablo Fernández, Víctor Paadín y Luis Paadín) visitamos el casi centenario “llagar” Trabanco, donde se elaboran, entre otras muchas, la que seguramente sea la más exquisita de las sidras, la “Sidra sobre la Madre”. Y como siempre que venimos a Asturias, fuimos de la mano de nuestro amigo, catador de la Guía y cicerone (que no sabe decir NO) Alberto Ruiz, sumiller del restaurante Arbidel de Ribadesella *Michelin.
Allí con Ana, la enóloga del “llagar”, hablamos de vecerías, del cerca de millar de variedades de manzanas autóctonas/tradicionales para elaborar sidra, desde las más ácidas como la Josefa o la Teórica, a las más dulces como la Raxona Dulce o la Chata Blanca, pasando por la Clarina o la Amariega notablemente amargas. Todo un descomunal catálogo de grados de sabores, variedades y pomares al servicio de los “llagares”.
Hablamos también de toneles y “pipes” de castaño, de la falta de toneleros que puedan repararlos, de malolácticas, de compuestos fenólicos, sobre umbrales de acideces volátiles, de la degradación bioquímica del anhídrido carbónico, etc.. Y como no, estuvimos espichando y escuchando el “restallu”.
En España no conocemos las maravillosas sidras que tenemos y lo que más nos entristece es que los propios no son capaces de ponerlo en valor.
🤔Algo haremos…