Categorias: Lagares Rupestres

INTENSO FIN DE SEMANA CON LA RUTA DEL VINO DE MONTERREI

Hemos dedicado todo el fin de semana a desarrollar actividades de promoción y divulgación de los vinos y la comarca de Monterrei con diversas actividades:

Viernes: Seminario de armonías de vinos de la D.O. Monterrei con gastronomía internacional. Un taller de trabajo en el que se probaron reconocidos platos del mundo con las
distintas elaboraciones de vinos de la D.O. Monterrei. Las distintas texturas, orígenes, materias primas, permitió ver la polivalencia de los vinos de Monterrei con la gastronomía más internacional
EUROPA: Pizza – Italia / Foie – Francia
ASIA: Sushi – Japón / Pollo tikka – India
AMÉRICA DEL NORTE: Nachos con Guacamole – México
AMÉRICA DEL SUR: Cebiche – Perú
ÁFRICA: Hummus – Egipto

Sábado: Viaje de enoturismo con 25 participantes que viajaron desde Oleiros y para quienes programamos una batería de actividades que incluyeron visita a los lagares rupestres, al Castillo de Monterrei, Túnel del vino, comida regional y visita a bodega.

Domingo: Un taller de trabajo en el que se probaron vinos de la D.O. Monterrei de diferentes variedades (algunas en proceso de experimentación) y elaboraciones.

CONOCIENDO LOS VIÑEDOS Y BODEGAS DE CALABRIA

La última semana ha sido realmente intensa conociendo viñedos, bodegas y muuuuchos vinos (más de un centenar catados) de toda Calabria.
Sin duda esta ha sido la mejor manera de conocer una de las tierras clásicas del vino conocida por los griegos como “Enotria” (tierra de vino) y cuya ciudad Síbaris es un claro síntoma de la calidad y excelencia de sus productos gastronómicos (aceite de oliva, bergamota, verduras…).
Quienes nos seguís también conocéis nuestra debilidad por la historia del vino. Siempre que visitamos un territorio vitivinícola intentamos profundizar en sus orígenes para desgranar su presente.
Esta última semana no pudo ser más completa en este sentido, ya que además de los seminarios de genética y arqueología de la vid impartidos por Manna Crespan y Filippo Demma, pudimos visitar la excavación arqueológica del Palazzi di Casignana con Antonio Crinò (quien nos habló de los más de 600 “palmenti” de la zona). También pudimos asistir a un seminario y charlar con
Daniele Castrizio, experto en numismática y su vinculación con el comercio del vino.
Como siempre que coincidimos con estudios de la historia del vino, les entregamos un ejemplar del Libro de los Lagares Rupestres de Galicia para compartir así impresiones con ellos.
Como colofón, visitamos el Museo Arqueológico Nacional de Regio de Calabria, aprendiendo así un poco más de las rutas comerciales de la antigua Magna Grecia.
Leer para aprender, viajar para entender.

JUMILLA: PEPITAS DE UVA DE HACE 5.000 AÑOS

Para entender el origen de la viticultura en nuestro país, es importante contextualizar sus hitos históricos. Por eso este sábado estuvimos con Emiliano Hernández, antiguo director del Museo Arqueológico de Jumilla y coordinador de las excavaciones más importantes del territorio.
De su mano, visitamos puntos estratégicos en los que se dieron lugar algunos de los hallazgos más relevantes como pepitas de uva de hace 5.000 años o pendientes íberos de 2.400 años con ornamentos vitícolas.
El primer punto de visita fue el enclave de El Prado, donde se encontraron las primeras 4 pepitas en lo que hace 5.000 años fue un poblado de chozas próximo a una laguna endorreica ya extinta. Este hecho demuestra que la gente del calcolítico ya almacenaba y consumía uvas y, probablemente, vino. Queda mucho campo por investigar, empezando por el análisis químico de las vasijas desenterradas en El Prado (4 pepitas encontradas en 1980), La Cueva del Molar (12 pepitas encontradas) o la Rambla de la Alquería (7 pepitas encontradas).
Seguidamente subimos hasta Coímbra del Barranco Ancho cuyos asentamientos íberos se mantuvieron desde el siglo V hasta el II a.n.e.. Allí visitamos las estructuras funerarias en las que aparecieron dos pendientes con racimos de uvas pertenecientes a un guerrero íbero. Era habitual el uso de madera de vid para la incineración de los difuntos, lo que asegura una prolífica viticultura anterior a la dominación romana.
Finalmente, Emiliano nos guió por el fantástico Museo Arqueológico en el que se encuentran algunas de las joyas más importantes de la cultura íbera.
La historia del vino en España está por reescribirse.

NUEVO LAGAR RUPESTRE LOCALIZADO EN MONTERREI

Arrancamos este año con la misma energía con la que despedimos el 2021.
Hoy el “Paadín Team” nos desplazamos hasta Monterrei, a escasos kilómetros de la frontera con Portugal para levantar acta de un nuevo Lagar Rupestre que nuestro admirado y amigo Xico descubrió recientemente.
Aprovechamos para charlar y aprender de una persona que es todo un referente de la viticultura en el territorio. Buen modo de empezar el año: pisando campo, recuperando historia y degustando vino.

LAGARES RUPESTRES DE TRAS-OS-MONTES

Soy amigo y ferviente admirador del Dr. Aderito Medeiros Freitas.
La mayoría de los acontecimientos vitivinícolas que consiguen proyección en el tiempo son resultado del esfuerzo de muchas personas, pero casi siempre el origen de estos logros colectivos está basado en el tesón de una sola persona capaz de ver más allá que los demás.
Son escasas las ocasiones que se nos presentan en la vida para poder llegar a conocer a alguna de estas personas cuyo empeño sobrepasa su tiempo y expectativas. Esto ha pasado con el trabajo sobre los Lagares Rupestres de este tenaz geólogo, que ha llevado a Valpaços y sus lagares líticos a convertirse en todo un referente mundial. El pasado viernes han presentado los dos primeros vinos certificados elaborados en un milenario Lagar Rupestre con la “tirilla” de Vinho Regional Transmontano; es el resultado de un trabajo de cuatro años.
A este profesor enamorado de su oficio se han unido personas con el mismo afán, tales como Augusto Lage, actual valedor de estas piezas fundamentales en la civilización del vino. Todo avanza y este logro se suma a otras muchas acciones que están dando visibilidad y sacando del olvido a más de un millar de Lagares Rupestres de la cuenca del Mediterráneo, algunos de ellos con más de 4.000 años de vida.
El mundo del vino debería ponerlos en valor. Este es un paso más para que estas piedras que han hecho vino durante miles de años sean de pleno derecho Patrimonio de la Humanidad.
Luis Paadín.