Categorias: Destacado

LOS VINOS DE GALICIA LLEGAN HASTA ALBANIA CON LOS PAADÍN

Seguimos llevando los vinos de Galicia y de España por el Mundo. Haciendo coincidir nuestro viaje por los Balcanes con la “IX Bienal de Noches y Música Clásica. Una Armonía Perfecta”, durante un par de veladas armonizamos la música clásica de varios músicos internacionales que se concentraron convocados por el violinista de la OSG Florian Vlashi.

En el incomparable marco del Hotel Adriatik ***** (primer hotel de lujo del país) en Durrës (Albania) y con el Mar Adriático al fondo, cientos de personas se congregaron durante toda la semana para escuchar composiciones tematizadas y degustar los vinos seleccionados para cada ocasión.

Entre los asistentes, estaban Vicente Cenlles Montero (embajador de España en Albania), Dashamir Elezi (Presidente de los Sumilleres de Albania) y la distribuidora Alehandro Group (la mayor importadora de vinos del país). Por supuesto, tras nuestras ponencias, no pudimos resistirnos a hablar con todos ellos y regalarles un pedacito de nuestra tierra con la Guía de Vinos, Destilados y Bodegas de Galicia.

PAADÍN EVENTOS DA A CONOCER LA GASTRONOMÍA ESPAÑOLA EN NUEVA YORK CON EL ICEX

Al igual que en la NRA de Chicago y en la feria Thaifex de Bangkok, Alejandro Paadín se ha desplazado hasta Nueva York para impartir 8 seminarios y una Spanish Pantry Party en el Aula Gastronómica del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior) en el Summer Fancy Food Show.

Durante esta semana de trabajo en La Gran Manzana, más de 300 personas (influencers, periodistas, importadores y restauradores) pasaron por el espacio gastronómico en el que Paadín Eventos explicó el alto valor de los productos ibéricos, los AOVES, productos orgánicos, quesos, productos de mar, la huerta, repostería y por supuesto los vinos, aguas y cervezas de nuestro país.

Así, tras un periplo por Asia y USA, Paadín Eventos ha estado promocionando la gastronomía y los vinos españoles de mano del ICEX por gran parte del mundo, habiendo visitado ya ciudades tan emblemáticas como Mumbai, Chicago, Bangkok, Delhi o New York. Durante el verano toca hacer un paréntesis y centrarse en las catas para La Guía de Vinos de Galicia 2020 (que también estuvo presente en todos los eventos) y volver con la ruta de promoción internacional en septiembre.

GEORGIA: ORIGEN DEL VINO, LOS AMBER WINES Y EL MAYOR RESERVORIO DE VARIEDADES

Durante una jornada hemos podido acompañar a los equipos de arqueólogos que trabajan en las excavaciones en las que se encontraron los, hasta la fecha, restos de vino más antiguos de la humanidad. Un equipo interdisciplinar de la Universidad de Toronto (llevan desde el 2016 haciendo campañas anuales en la zona) y de la Universidad de Tbilisi (con el arqueólogo Mindia Jalabadze como co-director de la excavación) trabajan cada año en la zona.

Durante toda la mañana, el Dr. Stephen Batiuk (co-director de la excavación y responsable del equipo de la Universidad de Toronto) nos guió por los tres principales yacimientos:

1. Shulaveris Gora. El primer yacimiento y en el que los arqueólogos soviéticos encontraron en los años 70 la cerámica (varios proto-quevris, alguno de 300 litros de capacidad) hoy datada con 8.000 años de antigüedad. Cabe destacar que aquí también encontraron semillas de trigo con una edad similar y que este era el poblado principal de la zona. Fue habitado durante 1.000 años.

2. Gadachrili Gora. El yacimiento más estudiado, con 3 niveles de ocupación y una habitabilidad de 200-300 años hace otros 8.000 años. Probablemente también abastecía de vino a la gente de Shulaveris Gora. Aquí se encontraron más restos de cerámica y de polen de Vitis Vinífera.

3. Imiris Gora. La campaña de este yacimiento es la más reciente y llevan muy poco tiempo trabajando en él. Este poblado se activó cuando Gadachrili Gora fue abandonado ya que era habitual que los asentamientos se desplazaran de un poblado a otro.

Las pruebas irrefutables para demostrar la industria del vino en la zona han sido la gran cantidad de polen encontrado en vasijas y casas (o había varias bodegas en el poblado o mucho viñedo cerca), así como el ácido tartárico y málico en el interior de la cerámica (su elevada concentración certifica el contenido de uvas).

Es imponente estar en el punto que fue el germen (o al menos uno de ellos) del actual negocio vitivinícola mundial, comprender el paisaje, el clima (hace 8.000 años la zona era más templada y húmeda) y su estructura social.

Para valorar lo que hoy tenemos es imprescindible entender lo que fuimos.

 

LOS QUEVRIS Y SUS “AMBER WINES”

Sin duda uno de los mayores atractivos de la vinicultura georgiana son sus grandes depósitos de arcilla que, soterrados, producen vinos ámbar y tintos únicos en el mundo. Conocidos como “Quevris”, su uso en la región es milenario, encontrándose en la excavación de Shulaveris Gora “protoquevris” de 300 L de capacidad con 8.000 años de antigüedad.

Su forma y tamaño han ido cambiando con el tiempo, en gran parte para adaptar la superficie de contacto con los hollejos (y en consecuencia la capacidad de extracción) al gusto de cada época. Lo que se ha mantenido inamovible es la ancestral práctica de fermentar el vino con las pieles lo que, en el caso de las uvas blancas, da lugar a los genuinos “Amber Wines”.

En este punto es importante hacer un inciso, y es que no implica lo mismo el término “Amber Wine”, recogido en la Ley de la Viña y el Vino de Georgia (que nos hemos molestado en encontrar, descargar, traducir del georgiano y leer), que “Orange Wine”, al menos en Georgia. Este último término alude a la fermentación y crianza de vino blanco con pieles (con o sin raspón), pero en recipientes sobre el suelo, mientras que los vinos ámbar lo hacen siempre bajo el suelo. La diferencia térmica es grande ya que el suelo mantiene la temperatura de fermentación en unos 25º mientras que fuera de éste fácilmente sube hasta los 35º (pudiendo controlarse la temperatura con refrigeración externa, pero muchas veces se obvia este paso). Además, la crianza de los 6 meses habituales con pieles (que varía notablemente de un vino a otro dependiendo del productor, la variedad, el mercado al que va dirigido…) se mantiene a la Tª del subsuelo, en unos 14-16º, por lo que la oxidación es paulatina y controlada.

Para estos vinos, se suelen seleccionar las uvas de los viñedos más viejos, las variedades más nobles y el personal más cualificado. El resultado son vinos de color ambarino, con aromas muy especiados y fructosos que cambian de una variedad a otra (desde la clásica Rkatsitely a la explosiva Kisi o la elegante y escasa Khikhvi), con una genuina y majestuosa boca y con una ACIDEZ VOLÁTIL que oscila entre los 0,4 y 0,6 g/L. Es cierto que el Reglamento Técnico (también lo hemos leído) permite hasta una acidez volátil de 1,2 para estas vinificaciones, pero también lo es que los mejores “Amber Wines” ni se acercan a esas cifras y que, según nos comentaba el propio comité de cata de la Agencia del Vino de Georgia, a partir de 0,8 ya les empieza a molestar. Una vez más, NO TODO VALE.

Pero los Quevris no sólo sirven para uvas blancas, y no es inusual encontrar excelentes tintos con la variedad tintorera Saperavi (muy, muy interesante) o la más extraña Tavkveri (una cepa HEMBRA tradicional del centro de Georgia). Sus variedades dan para otro capítulo aparte, tal y como pudimos comprobar con David Maghradze (jefe de departamento del Instituto de Horticultura, Viticultura y Enología de Georgia y Doctor en Ciencias de la Agricultura de la Agencia Nacional del Vino de Georgia), así como en el vivero estatal más grande de Georgia (y probablemente del mundo con más de 750 variedades entre indígenas y foráneas) y al charlar con los enólogos y técnicos de campo en las bodegas de Orgo, Shumi, Schuchmann, Vaziani, Kapistoni y Sevsamora.

CENA DE LOS GRANDES OROS DE GALICIA

Un año más, organizamos la Cena de los Grandes Oros de Galicia, en la que rendimos homenaje a los Grandes Vinos de nuestra tierra y a los bodegueros que los hacen posible.

Así, el pasado lunes 3 de junio, el salón Victoria del Hotel Finisterre***** de A Coruña se llenó con 180 participantes, entre los que se encontraban 55 de las más prestigiosas bodegas y colleiteiros. Todos pudimos degustar 70 de los más deseados vinos de Galicia al ritmo de un cuarteto de jazz. Entrega de diplomas, diseñado para esta ocasión por el equipo del estudio de diseño de Marta Lojo, ceremonia de entrega de los AMPELOS y cena armonizada con los Grandes Oros de la Guía 2019.

Los premios “Ampelos” se otorgan a aquellas bodegas que han obtenido 5 Grandes Oros en las ediciones de la Guía de vinos, destilados y bodegas de Galicia, siendo un reconocimiento al esfuerzo, la constancia y la excelencia.

Los vinos reconocidos con Gran Oro durante la Cena de entrega han sido:

D.O. MONTERREI

Crego e Monaguillo tinto 2018

Father 1943 2016

Fraga do Corvo tinto 2017

Lobarzán Isaura blanco 2016

Mara Moura 2016

Quérote 2016

Trasdovento 2017

 

D.O. RÍAS BAIXAS

Aguiuncho Selección 2011

Alalá 2015

Albariño de Fefiñanes III año 2015

Attis Atlante 2016

Condes de Albarei “En Rama” 2013

Contraaparede 2012

Davila 2016

Don Álvaro de Bazán 2014

Fillaboa 1898 2010

Frore de Carme 2015

Gallaecia 2013

Gran Veigadares 2011

La Mar 2014

La Val Lías 2011

Manuel D´Amaro Albariño 2017

Noelia Bebelia 2017

Pazo de Señoráns Selección de Añada 2010

Pedranai 2017

Sacabeira 2017

Señorío de Rubios Gran Coupage 2017

Sesenta e Nove Arrobas 2016

Sin Palabras edición especial 2010

Vindel 2015

 

D.O RIBEIRA SACRA

A Rosa do Viño 2015

Abadía da Cova 1124 2015

Algueira Fincas 2015

Algueira Risco 2015

Algueira Serradelo 2015

Capricho 2015

Expresión Histórica 2015

Neno da Ponte Migueltas 2015

Neno da Ponte Oubenzas 2017

Sabatelius carballo 2016

Tolo do Xistos Os Conventos 2015

Viña Peón 2017

 

D.O. RIBEIRO

A Teixa 2016

Armán Finca Os Loureiros 2016

Coto de Gomariz Finca O Figueiral 2016

Emilio Rojo 2016

Finca Viñoa Embotellado Tardío 2015

Finca Viñoa Paraje Penaboa 2014

Patito Feo 2017

Pazo Tizón Extramundi 2016

Ramón do Casar Nobre 2015

Super Heroe 2016

Tega Do Sal 2017

Terra do Castelo Sobre Lías 2013

Tostado de Costeira 2013

Toubes 2015

Val de Nairoa 2016

Viña de Martín Escolma 2014

D.O. VALDEORRAS

200 Cestos de A Coroa 2016

A Coroa Ladeira Vella 2015

Escada 2016

Escada Lembranzas 2015

Fardelas de Viñaredo 2015

Godeval 1986 2017

Guitian + 50 Meses 2011

Lagar do Cigur Garnacha Tintorera 2013

Maldito 2016

O Luar do Sil barrica 2015

Traste 2016

DES-AMPARADOS

Eido da Salgosa 2017

 

 

Mientras que las bodegas reconocidas este año con los premios AMPELOS han sido:

RÍAS BAIXAS

Martín Códax

Quinta Couselo

 

RIBEIRA SACRA

Algueira

Adegas Moure

 

RIBEIRO

Luis Anxo Rodríguez

Viña Meín

 

VALDEORRAS

Alán

A Coroa

Da Pinguela

Sampayolo

 

LOS VIÑEDOS FLOTANTES DE TAILANDIA

No podíamos irnos de Tailandia sin conocer mejor sus vinos, bodegas y viticultura. Tras estos días en Tailandia, dejamos unas breves trazas de esta región tan particular, sobre todo de los extravagantes y únicos “floating vineyards”.

Tras catar algunos de los vinos que Siam Winery produce al suroeste de Bangkok y tras charlar con parte de su equipo técnico, hemos podido entender mejor su viticultura en un clima tropical. El trabajo de campo es similar al de otras regiones como Nashik en India. Inhiben la segunda brotación (septiembre-noviembre) con una primera poda larga (probablemente más parecido a una prepoda), luego una poda corta y posteriormente el uso de Dormex, para así poder tener una única cosecha anual de mayor calidad. Los vinos de entrada de gama son fáciles, con azúcares residuales de hasta 10-12 gramos y los envejecidos secos mucho más interesantes pero también acidificados con tartárico por imperativo natural. Hay que recordar que es una región de viticultura extrema.

Pero si hay algo realmente genuino que descubrir en la viticultura local, eso son los “Floating Vineyards”. Plantaciones de viñedos entre canales de agua únicos en el mundo (al menos nosotros no he visto nunca nada igual). Estos viñedos dan tres cosechas anuales y su fruto se destina a la elaboración de mosto, uva de mesa y vino. Lo curioso de estos viñedos es que se replantan cada 3 años y su ubicación va cambiando dependiendo de las plagas y de la recuperación del suelo, así donde hoy hay viñedo, en dos años podría haber mangos y viceversa. Las plantaciones del entorno (bananos, cocos, mangos…) usan exactamente el mismo sistema de plantación, habiendo en total unas 1.000 ha de granjas dedicadas a la fruticultura local.

Una vez plantadas las nuevas viñas, en 8 meses ya hacen la primera vendimia, siendo imprescindible el uso de pequeñas barcas para desplazarse por los canales. En dichos canales (de muy poca profundidad) se crían peces que verifican la calidad del agua; si los peces mueren, hay problemas.

El viticultor (que un año se dedica a la uva y otro puede que a la banana), vende la uva a una granja que a su vez la vende a la bodega, por lo que la localización de estos particulares viñedos suele ser complicada (damos fe) ya que su ubicación además varía mucho.

Cabe decir que estos viñedos localizados al noroeste de la provincia de Samut Sakhon (a unos 60 km al oeste de Bangkok) son una rara avis no sólo en el mundo sino también en Tailandia. En el país gran parte de los viñedos se encuentra en la provincia de Nakhon Ratchasima (al noreste de la capital), pero su viticultura es más tradicional, dentro de lo que es una región tropical claro.